Make your own free website on Tripod.com


Arriba ] Fotos ]

 

Principal
Fotos

                                                                               

    Peter Schmeichel. Considerado durante casi una década como uno de los mejores porteros del mundo,  seguirá siendo un jugador formidable para los rivales de la selección danesa. Ayudó al Manchester United a lograr el triplete del año pasado y ha mantenido un gran nivel en Portugal con el Sporting de Lisboa. No hay portero más dominante en su área y no tiene miedo a la hora de dejar claro a su defensa lo que espera de ella. Con 37 años está próximo al final de una excelente carrera en lo más alto y le encantaría volver a demostrar la razón por la que ha ganado prácticamente todo en este deporte. Dejó Old Trafford porque quería bajar el ritmo de partidos que había jugado en los últimos años y Dinamarca se puede beneficiar de una temporada menos exigente como la que ha tenido este año.                                 

La leyenda del Manchester United se encuentra ahora en las filas del Sporting de Lisboa. Allí, Schemeichel se ha constituido en pieza clave del desafío que ha impuesto el club lisboeta al tradicional dominio que ostenta el Oporto sobre la liga portuguesa.

El portero danés llegó a Old Trafford en 1991 como resultado de una transacción que costó 150 millones de pesetas. Al verano siguiente de su llegada a la Premier League se convirtió en el principal pilar sobre el que se erigió el triunfo danés en la Eurocopa de ese año. Se caracteriza por ser alto, ágil y en absoluto parco en palabras. Schemeichel ha sido elegido mejor portero del mundo a raíz de su llegada a Manchester, y ha guiado al club inglés en la consecución de una multitud de trofeos, que culminaron con el triplete obtenido hace dos temporadas cuando su equipo se hizo con la Liga inglesa, la Copa y la Liga de Campeones.

Su fichaje por el Sporting le ha mantenido alejado del centro de atención. Aún así, aprovechará la oportunidad de mostrar su clase este verano. Tiene 37 años, pero sigue siendo el prototipo del buen portero.